¿Qué es que mismo?


No sé que está pasando con la Revolución Ciudadana.

En ocasiones pareciera que todo lo hacen a propósito. El objetivo, nunca abandonar las primeras páginas de los diarios con polémica tras polémica. Con esto del marketing oficialista, ya ni sé que es cierto o qué pura promoción. Es una de cal y otra de arena. Lo hace con la mano y lo borra con el codo. Carrera de caballo parada de burro… en fin, un sinnúmero de acciones sin explicación ni fundamento ideológico claro.

Lo del miércoles en Molleturo no tiene justificación. Los dirigentes de la comunidad Pueblo Nuevo fueron aprehendidos y sus casas inundadas de gas. Niños asfixiados, golpes y moretones, dos detenidos. Una especie de operativo antinarcóticos para una comuna de no más de 100 campesinos con piedras en la mano como única defensa.

Puntualicemos. En la nueva Constitución, el derecho a la resistencia está contemplado. No vamos a hondar en las repercusiones de la afamada ley minera pero ¡Estos señores tienen derecho a protestar! No con violencia, pero derecho tienen.

Además, si gran parte de los poblados donde la actividad minera es fuente de producción primordial se oponen a la ley por algo a de ser. Este es un tema tan complejo que necesita un análisis conjunto entre todos los involucrados, pero ya sabemos que eso de los consensos no esta en el diccionario político ecuatoriano (vocablo reemplazado por amarre).

Pero vamos a lo puntual de esta caso concreto. Nuevamente el Ejecutivo ordena una represión total para los “revoltosos”. Ya ocurrió en Dayuma donde, efectivamente, los manifestantes se pasaron de la raya, pero acá no hubo ni explosivos ni nada, simples llantas y palos quemados ¿merecían un trato así los manifestantes?

Aquí lo preocupante es la diversidad de la acción. Cuando el motín es a favor del Gobierno, los Policías ni se inmutan. Chito colorito..! Pero cuando la afrenta es contra alguna decisión del poder esta si recibe el castigo inmediato sin contemplaciones.

¿No es hora ya de ser consecuentes de pensamiento? Un movimiento de izquierda, que encarna el Socialismo del siglo XXI no puede minimizar la acción soberana de la comunidad. Sino está faltando al principio básico de su doctrina, la dictadura del proletariado siempre fue y será un sueño efímero. Los garroteros siguen teniendo el control.

Si estas acciones se van a seguir repitiendo. ¿Con qué cara los que (aún) creemos en este proceso de cambio vamos a realizar críticas cuando los Municipales de Guayaquil acechen a los desafortunados informales? ¿No es una situación de igualdad de condiciones?: Personas pobres reclamando sus derechos versus líderes prepotentes que no se detienen a escuchar. Entonces como dice el Cholito ¿Qué es que mismo estamos haciendo?

Ojalá y eso no se repita. Talvez no tenga el mismo impacto mediático de Dayuma, pero que es preocupante, lo es. Aún está a tiempo el presidente de rectificar, y darse cuenta que los muchos o pocos ciudadanos organizados del país tienen algo que decir, y no puede mandar a callar a todo el mundo. Escúchelos, no les mande a pegar…

Amable lector me gustaría saber su opinión, sea zurda o derecha
Foto tomada de www.eluniverso.com

1 comentarios:

Orlando Plaza dijo...

Se aprecia verdaderamente que la imparcialidad, de la llamada prensa libre es mansillada
por gente que hace de viles lacayos de la oligarquia corrupta que por màs de treinta años
secuestraron la justicia y el dercho a expresarse en libertad, pero en esos tiempos la mordaza
tenia una linea blanda forrada de fajos de billetes, del terror, de la presiòn, y de otros males
en que la prensa hipocrita solapaba. Hace pocos dìas fallecio el ganster brabucon, que hizo proliferar toda una metologìa, de terror, miedo, intimidaciones, sobornos, crimenes, apaliamientos y otras maldades ahora no nos hemos librado de sus metodos, pero tenemos una libertad a medias, dictada por una reciente
constituciòn, sigue u otro toma la posta de las obras de satanas.