¿Uribe para rato?


Si la Cámara de representantes de Colombia dice sí, los paisas, América Latina, las FARC y Correa tendrán Uribe para rato. De una decisión legislativa, donde la mayoría es de tinte gobiernista, depende la segunda reelección del mandatario colombiano y de ser así, su seguro tercer mandato.

Veamos. Cuatro años más al poder, una reforma legislativa, una oposición derrotada, un referendo aprobatorio, la segura reelección por el apoyo popular. ¿A quién le recuerdan estos parámetros? Si Chávez le vino a la cabeza, está en lo correcto, pero Uribe, la contracara ideológica del presidente venezolano en la región, está a punto de repetir la misma dosis. Me pregunto ¿dónde está la indignación de la oposición reflejada la prensa? ¿Los analistas y opinólogos de siempre, no deberían estarse rasgando las vestiduras? ¿La CNN ya le dijo dictador a Uribe? ¡despirten señores!¡Este presidente quiere perennizarse en el poder! ¿O es que a nadie le importa lo que pasa en Colombia?

Con más de ocho años en el poder, y una serie de problemas al interior con escándalos de sus subalternos, tensas relaciones con Venezuela y Ecuador, una guerra sin par contra la guerrilla que no respeta nada ni nadie, la pasmosa popularidad del líder derechista lo ha blindado de cualquier ataque hasta el punto de ser inamovible e intocable. Si la aprobación de su segunda reelección seguida es un hecho, actualmente un 84 % de colombianos votarían por él, barriendo por completo a cualquier contendor.

A esto el periodista independiente colombiano Mario Molina, en su página web http://www.mariomorales.info/ le suma otro ingrediente: su estrategia de comunicación. Repetir, repetir y repetir las acusaciones contra sus adversarios políticos hasta la saciedad. En la Colombia de hoy, es imposible ignorar lo que dice el Presidente. Siempre será noticia. Uribe es la mayor celebridad del país. Según Molina, las declaraciones estratégicas de Uribe cambian la agenda rápidamente y le permiten sortear los escándalos internos poniendo el foco de atención de los colombianos en otros temas. Esto, claro, con la caja de resonancia de los medios de comunicación.

En sintonía con lo que dice Molina, los medios de comunicación en la región comulgan con el apoyo tácito a Uribe que representa en sí la única cara visible del neoliberalismo en la región, la misma que Alan García no vende mediáticamente. Enarbolado por la prensa extranjera como ejemplo y contradictor principal del “eje del mal”, poco o nada importa que una jugarreta política de un congreso mayoritariamente a su favor le permita cinco años más en el poder. ¿Si Chávez y Correa hicieron lo mismo, porque tanto escándalo en ese entonces?

Dirán los entendidos en la materia que Uribe respeta irrestrictamente la libertad de expresión. Claro, su libertad de expresión, arropada en la estructura privada y empresarial de la SIP y sus allegados en todo el continente, capaces de desacreditar los procesos en Ecuador y Venezuela, pero inmutables ante el proceso personalista en Colombia, similar en características a estos dos países, con la única diferencia de respetar las tendencias conservadoras y parcializadas de los medios.
Foto tomada de El Telégrafo

4 comentarios:

PiensoLuegoPiensoLuegoExisto dijo...

El gobierno de Chávez es indefendible desde cualquier punto de vista.

Alguien que se llena la boca con el 'anticapitalismo imperialista' y aloja las página oficiales de Venezuela en EEUU, no merece el menor respeto.

Pero bueno, es discurso de izquierda. Nunca han dado un argumento válido (o lógico siquiera) para nada. Y la historia se ha encargado de demostrarlo.

Saludos
PLPLE

Silvi dijo...

Das en el clavo, lo que si unos lo hacen se llama masacre, para otros es seguridad nacional; lo que en unos casos es "dictadura" en los otros se llama "estabilidad de gobierno". Los medios tradicionales siempre manejan un doble discurso que les resta credibilidad porque demuestra incoherencia.

Fernando dijo...

Un comentario: no has dicho nada acerca de si el método es legítimo o no independientemente de los contenidos ideológicos. Ese es el verdadero nudo que ni chavistas, ni correistas ni uribistas quieren desatar porque afecta a sus "ídolos de barro". Que repiten los ataques a sus contrincantes no es algo que los haga diferentes y que sus seguidores obsecuentes estén dispuestos hasta a la mediocridad tampoco. ¿Por qué será que los hombres con principios no están en la política? Porque las "grandes ligas" están llenas de fascinerosos.

En momentos así, recuerdo aquello de que "los pueblos tienen los gobiernos que se merecen" o electoralmente se dan.

Ángel Largo Méndez dijo...

GRacias a todos por participar.

PLPLE, Puede que el gobierno de Chávez tenga muchas contradicciones (como la mayoría) pero ese criterio que das sobre que la ziquierda nunca da argumentos válidos no los comparto. Yo soy de izquierda, y muchos de los artículos que publico defienden esa tendencia ideológica, basandome en argumentos sólidos y lógicos según nuestra forma de ver el mundo, ahora de que si son viables sugiera en gran medida de la voluntad política de los encargados de promoverla, sea Chavez o culaquiera que se diga ser izquierda.

Silvi, concuerdo contigo, los medios de comunicación operan con un ojo cerrado, preferiblemente el izquierdo. Cualquiera con dos dedos de sensatez y critcidad en la frente denota la manipulación de que es objeto la información en los mediums, y como esto trastoca la realidad que conocemos o nos hacen conocer. Por suerte hay espacio para la información popular e independiente, y sip, subjetiva tambien.

Fernando, Tu punto es válido. No ahonde en esos criterios por tocar el asunto medios, pero considero que los mecanismos corresponden a prácticas lógicas del poder, consensos, trances y amarres. Acá fue a través de una constituyente, en Venezuela y Colombia por un referendo, opciones democráticas pero cuestionables en su ética. Pero tambien ¿porque tanto temor a la reelección? ¿no es hora de dar oportunidad a los procesos continuos? eso seria interesante analizar, en sus ventajas y desventajas.

Saludos